Madres Escolapias Colegio Paula Montal Viamonte 1892 - (011) 4813-5691
pmontal-inicial-primaria@live.com.ar pmontal_secundario@hotmail.com

GRUPOS MISIONEROS

Son actividades extracurriculares y optativas donde se les ofrece a alumnos y ex alumnos la posibilidad de formarse como cristianos comprometidos y participar en acciones solidarias concretas.

Los alumnos de tercero a séptimo grado participan en grupos de Infancia Misionera.

Primer y segundo año: Grupo pre -misionero"Sonrisas misioneras"

Tercer a quinto año y ex alumnos: Grupo misionero "Huellas de Santa Paula"



Testimonio misión de Berdier

“Ser de Él, formar parte de los suyos y ser parte de su misión”

¿Qué regalo más grande nos podría haber dado Dios que misionar en un nuevo pueblo en Semana Santa?
En un pueblo al que hacía siete años que los anteriores misioneros habían ido y no habían vuelto, pero la gente con mucho cariño los recordaban como si hubieran ido ayer. Un pueblo muy sencillo, con mucho verde, mucha tranquilidad, que si decimos que tiene 150 habitantes nos pasamos. Se podría pensar que es un pueblo separado, abandonado y olvidado por la gente, pero nosotras cuando fuimos descubrimos que todos pueden olvidarse de esas personas, pero Dios no. A Él lo encontramos en las casas, en las personas con las que compartimos charlas y mates, en la simpleza de cada uno de ellos, en los más pequeños mientras jugaban o mientras participaban de las celebraciones. Como la del Jueves Santo, que celebramos durante nuestro primer día en Berdier. Sólo cuatro personas del pueblo vinieron, 3 chicos, quienes hicieron los papeles de discípulos y amigos de Jesús, y una señora más grande con la que luego compartimos la cena de ese día. ¿Qué más podíamos pedir? Estábamos felices de que hayan venido. No nos importó el número de personas, porque lo que nos hacía felices era que hayan venido, y que hayamos vivido plenamente ese Jueves Santo. Estábamos felices porque Jesús nos llamó a vivir la última cena con sus amigos y con Él. Estábamos reunidos en su Nombre; Él nos unió y nos movió a ir a Berdier. El Viernes Santo tuvimos más convocatoria, más de la que nos hubiéramos imaginado. Junto con una familia, chicos y personas más grandes, acompañamos a Jesús en su Pasión en ese lugar lleno de paz, donde parecía que iba a llover, pero Dios nos permitió realizar la celebración del Vía Crucis al aire libre. Dios estaba ahí, sin duda. Es inexplicable lo que sentíamos en ese momento, con la gente de Berdier, cantando, rezando, en medio del campo, compartiendo la celebración que nosotras habíamos preparado y que entre todos vivíamos, acompañando al Jesús que todavía sufre en tantos hermanos nuestros, pobres y abandonados. Fue impresionante esta misión, porque era la primera vez que íbamos a Berdier, y no sabíamos cómo era, cómo nos iban a recibir, cómo iban a ser las visitas a las casas, y la verdad es que nos sorprendimos y volvimos llenos. Como siempre pasa, uno va a dar todo lo mejor de sí mismo, y recibís más de lo que das. Recibimos muchísimo cariño, la gente se abrió mucho y nos dejó compartir con ellos un rato y un poco de sus vidas. Estamos muy agradecidos con el pueblo y con Sor Alicia y Sor Melisa que nos acompañaron, y estamos muy ansiosos de volver, de verlos a todos de nuevo, de realizar muchas actividades, de charlar con ellos, de compartir los juegos y las canciones que alegraron las tardes en Berdier. Tenemos ganas de volver a encontrarnos con ellos, y de volver a encontrarnos con Dios allí, en este pueblo aparentemente olvidado: Berdier.

Victoria Gutiérrez — Grupo “Huellas de Santa Paula” - Comunidades Escolapias