Paula Montal
AGENDA AGENDA CAMPUS

NOTICIAS


LEMA ESCOLAPIO 2018: “APRENDER A MIRAR, HUMANIZAR Y TRANSFORMAR”

Este año queremos transitar juntos en este desafío de aprender a MIRAR : mirar la escuela, a nuestros alumnos, a las familias y a nosotros mismos desde la fe, con la mirada de Jesús. Como dice la Primera carta de Juan: “Lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que contemplamos acerca de la palabra de Vida – puesto que la Vida se manifestó y nosotros la hemos visto y damos testimonio – es lo que les anunciamos” solo será posible enseñar desde Jesús, si primero nos hemos encontrado con Él. Necesitamos aprender a mirar, más allá de las apariencias y de las primeras impresiones, no podemos anunciar a Cristo de modo creíble, sino somos primeros contemplativos. Mirar nuestra misión como Calasanz y M. Paula miraron sus escuelas, con el convencimiento de que la misión educativa valía la pena, con la esperanza de que una escuela centrada en Cristo y los valores del Evangelio podía ser camino de santidad y felicidad para muchos. Porque nuestras escuelas a la manera de Calasanz y Madre Paula, buscan la formación integral de sus alumnos.

Una escuela que busca HUMANIZAR. No nos basta con formar alumnos que piensen bien, que sean grandes conocedores de las ciencias, técnicos y artesanos eficientes, queremos formar alumnos virtuosos. Desarrollar lo propiamente humano, la inteligencia y la voluntad; educar en las virtudes, este es el ideal de la educación cristiana, de la formación Escolapia. Alumnos que crezcan con la disposición habitual a hacer el bien, que den lo mejor de sí mismos, que busquen y elijan el bien a través de acciones concretas.

¿Y para qué? …para TRANSFORMAR. Queremos una escuela que ayude a transformar el propio corazón y la propia historia, entretejida en la gran historia común. Queremos ofrecer una educación humanizadora, evangelizadora e innovadora como presencia profética en el mundo, para salvar las familias, y para que nuestros alumnos imbuidos diligentemente en la Piedad y en las Letras, puedan preverse, con seguridad, un feliz transcurso de toda su vida y cooperen comprometidos en la construcción de un mundo más humano y más justo, anticipo del Reino de los cielos.


VOLVER A NOTICIAS